FIN DEL RODAJE DE INCERTA GLÒRIA

INCERTA GLORIA FI RODATGE.jpg

Fin del Rodaje de INCIERTA GLORIA

 

Cuando se acaba el rodaje durísimo después de ocho semanas y con horarios girados por las escenas nocturnas, la fatiga del equipo es muy grande, pero sólo de sentir el último golpe de claqueta comienza la añoranza de tanta intensidad compartida, de vez esfuerzo vertido: los abrazos y los llantos de los actores, los técnicos, de todos aquellos que han hecho posible que de la nada salga una película que si es buena, quedará para la historia. Y si esto pasara con esta INCIERTA GLORIA mundo sabe que se deberá a su talento y en su aportación bajo la batuta firme ya la vez sensible de este magistral arquitecto de las emociones que es Agustí Villaronga.

 

Si el rodaje de PAN NEGRO, lo acabamos despeñando el caballo por los riscos de Tavertet, conmocionados por lo que acabábamos de hacer, INCIERTA GLORIA la hemos acabado con la escena más divertida del guión: los soldados en el río en plena canícula reciben las órdenes de su superior, el teniente Picó -David Bages- que les clava un discurso sobre los grandes enemigos del ejército, los piojos y la pornografía ante la perplejidad de un Lluís -Marcel Borràs- recién incorporado a la compañía. En nombre de la higiene reparte jabones a diestro y siniestro y les ordena que no tengan vergüenza de enseñar las vergüenzas y con el grito de -rompin filas! - una cincuentena de hombres, liberándose de los uniformes, saltan al agua desnudos y eufóricos, llamando -¡Viva la república! - la disciplina del rodaje no impide una juerga considerable y una envidia de los que no somos actores porque el calor del 22 de junio es considerable.

Después una hilera de carros tirados por asnos y caballos cargados de maletas, mantas y objetos personales se llevará Luis, Trini -Bruno Cusí- su hijo Ramonet y un puñado de hombres y mujeres que han perdido la guerra, nuestros refugiados, hacia el exilio.

Con esta alegría y esta tristeza que sintetizan bien el estado de ánimo de todos y que no se ha querido perder Oriol Pla, a pesar de que no le toca la secuencia, con esta felicidad por el buen trabajo bien hecho, quiero dar gracias a un equipo técnico y artístico que ha estado a la altura de un proyecto tan ambicioso.

Os agradezco la ilusión, el esfuerzo y el oficio que ha volcado en el rodaje de esta INCIERTA GLORIA que con su talento y su generosidad de incierta, puede estar bien seguros, no tendrá nada. Un abrazo muy estrecha de agradecimiento y de amistad que te abrace de uno a uno, de una a una y en todos a la vez!

 

 

Isona Passola

bruna cusí, pla i borràs.jpg

Los actores Oriol Pla, Bruna Cusí i Marcel Borràs

lucia faraig i mercè paloma.jpg

Lucía Faraig, foto fixa, Mercè Paloma, figurinista, i l'equip

equip rodatge incerta.jpg

L'equip de rodatge d ' INCERTA GLÒRIA