ARRANCA EL RODAJE DE D'INCERTA GLÒRIA

CLAQUETA INCERTA.jpeg

Arranca el rodaje de Incierta Gloria.


Cuando la caravana de camiones sale del almacén de producción de la calle de la Granada hacia Huesca cargada de vestidos de soldado, de mobiliario, de armamento, de cajas de maquillaje y de peluquería sabes que finalmente, comienza el camino de no retorno de una película. Pero hasta que no se rueda el primer plano, hasta que el sonido de la claqueta y el grito de acción no resuenan por primera vez en medio del silencio espectral de todo el equipo no sabes que lo que algún día fue una idea, sólo una sugerencia, una posibilidad remota, ahora será una realidad palpable que se llamará Incierta Gloria, que la escribió Joan Sales y que la dirige Agustí Villaronga y si sale bien, puede trasegar las emociones de la gente y si todavía sale más bien, puede voltear situaciones colectivas.

Este es el privilegio del productor que una vez ha ideado, diseñado y financiado el proyecto, puede tomar distancia por unos momentos y respirar más tranquilo después de la primera pero definitiva etapa para arrancar el rodaje. Respirar feliz, eso es lo que hago yo ahora, engarzada en un campanario de la Cartuja de Monegros rodeada de este paisaje terroso y magnífico y viendo el hormigueo de gente haciendo su trabajo con una disciplina de reloj, los eléctricos montando focos, los atrezzista colocando objetos, los actores ensayando los movimientos; este momento fugaz, hace que el productor es se sienta el creador todopoderoso que lo ha hecho posssible y unos segundos después se sienta la pieza minúscula de un engranaje perfecto donde cada uno del equipo está dando lo mejor de sí mismo con el convencimiento de que de allí saldrá el arte. Una presión leve en la espalda del director, todos inmóviles frente al monitor que refleja el que encuadran las cámaras y acción! Marcel Borràs de soldado republicano, tímido, mira atrapado como un insecto en una telaraña, la belleza madura e inquietante de Núria Prims, iluminada con velas por JM Civit, la Carlania del castillo que le hará tambalear los principios inamovibles que tenía antes de estallar la guerra que, como todas las guerras, lo cambia todo sacando de las situaciones límite a que somete a los seres humanos lo peor que tienen y lo mejor, también. Llegan los caballos que montarán los dos amigos, Lluís y Soleràs cuando cae la tarde aragonesa, rojiza y el equipo se retira fatigado y feliz hasta mañana cuando despunte el sol para comenzar el segundo día de rodaje de esta Incierta Gloria que ya es película.

 

                                         

Isona Passola